Friday, 17 January 2014

El desafío

Hace unos días envíe una carta al diario El Tribuno de Salta, para ser publicada en la sección "carta al lector". Ahí comentaba un poco el cómo me inicié con mi carrera, y principalmente, agradecía el espacio y tiempo que me brindo mi profesor de computación: Luis Lefort, como así también al colegio Salesiano de Salta
Todo esto nace cuando me preguntan como arranque y mis amigos no me creen cuando les cuento que no tuve pc hasta el año 2012.

Por qué computación
En mi cabeza tengo 3 o 4 recuerdos que me inspiraron a meterme. El primero es estar en el trabajo de mi papá (Pedro Márquez, quien en ese momento trabajaba en el Consejo General de Educación de Salta) Por esa altura tenía unos 7 u 8 años y me sentaron en una máquina con el monitor monocromático en verde, con un editor de texto "para jugar". No pasó mucho tiempo que me embole de escribir, y leyendo la pantalla logré salir del programa y acceder a otros. Se asustaron.
El otro recuerdo es una película. "Los exploradores", donde unos chicos inventan un programa que les permite armar una nave y viajar.
Por último, otra película llamada "Juegos de Guerra", en donde un chango entra en un sistema y casi arma una guerra termonuclear.

La Sala
Cuando estaba arrancando 3° o 4°  grado se empezaba a armar la "sala de computación" en el Salesiano. Las clases no eran de programación ni de reparación. A veces veíamos imágenes de como era la Compu por dentro o como entrar y salir de windows ( el 3.1) y la mayoría de las veces íbamos a escribir en un procesador de texto o copiar lo que decían las enciclopedias. Un desperdicio.
Pero gracias al profesor, muchas veces iba en los recreos y ututeaba que podía aprender. Hice el tutorial de Windows 3.1 y en 30 minutos ya entendía varias cosas. Después leí el 'help' en MS-DOS y empecé a ver cada comando, hasta que encontré el QBasic. Ahí arrancó otra etapa, en donde aprendí a programar.
En ese momento éramos tres los nerds: Angel Valdez, el profesor y yo.
Arrancamos haciendo programas matemáticos, y terminamos en intentos de videojuegos. Ahí también aprendí a meter mano en 3D Studio.

Trabajando
Unos años después estaba en el secundario y las puertas de la sala seguían abiertas. Aprendía linux (conectiva) y programaba en PHP. A eso de los 14 o 15 años tenía clientes para reparaciones y empezaba el boom de los cibers. Aprendí a armar redes y servidores.
También conocí a José BJ Jiménez, otro técnico ututo que me abrió las puertas de su casa para que ututee en su máquina. Ahí le metimos más mano a linux.

Desafío
Lo más importante en todo esto que les acabo de contar es una sola GRAN cosa: la disponibilidad en el espacio y tiempo para que alguien pueda aprender. Personalmente este post es para agradecer a estas personas por eso.
Considero que estas dedicaciones deberían darse siempre y todos deberíamos hacerlo. Sería muy lindo ver que se enseñe programación básica a chicos de 8 años. Que puedan inventar cosas con arduino, con luces y sonido. 

Este post es plantear este desafío para el que lo lee, y un MUCHAS GRACIAS por hacerlo.

Saludos,

Chau Blog (.com.ar)

Bueno, post corto porque me embolé. Resulta que se me vence el dominio en Nic Argentina, organismo que se especializa en hacer las cosas d...